Estructura del sector

El sector eléctrico español ha sufrido una profunda transformación desde el año 1998. Hasta entonces, la actividad del sector estaba concentrada en empresas caracterizadas por una importante estructura vertical, y que ejercían monopolio en las distintas regiones españolas.

La aprobación de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico, supuso el inicio del proceso de liberalización progresiva del sector mediante la apertura de las redes a terceros, el establecimiento de un mercado organizado de negociación de la energía y la reducción de la intervención pública en la gestión del sistema.

La norma básica que en la actualidad regula la estructura y el funcionamiento del sector es la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico. En esta norma se mantiene la distinción entra las actividades reguladas y las no reguladas, ya recogida en la norma anterior, al tiempo que se impulsa la competencia efectiva en el sector, introduciendo, entre otras medidas, un aumento de la competencia de las comercializadoras de referencia, mejorando la posición del consumidor en cuanto a la información disponible y facilitando los procesos de cambio de suministrador.

El suministro de energía eléctrica se define como la entrega de energía a través de las redes de transporte y distribución mediante contraprestación económica en las condiciones de regularidad y calidad que resulten exigibles. Las actividades destinadas al suministro de energía eléctrica son: generación, transporte, distribución, servicios de recarga energética, comercialización e intercambios intracomunitarios e internacionales, así como la gestión económica y técnica del sistema eléctrico.
Las principales son las siguientes:

Generación:
Consiste en la producción de energía eléctrica.

Transporte:
Tiene por objeto la transmisión de energía eléctrica por la red de transporte, utilizada con el fin de suministrarla a los distintos sujetos y para la realización de intercambios internacionales.
La red de transporte de energía eléctrica está constituida por la red de transporte primario (instalaciones de tensión mayor o igual a 380 kV) y la red de transporte secundario (hasta 220 kV).

Distribución:
Tiene por objeto la transmisión de energía eléctrica desde las redes de transporte, o en su caso desde otras redes de distribución o desde la generación conectada a la propia red de distribución, hasta los puntos de consumo u otras redes de distribución en las adecuadas condiciones de calidad con el fin último de suministrarla a los consumidores.

Comercialización:
La actividad de comercialización será desarrollada por las empresas comercializadoras de energía eléctrica que, accediendo a las redes de transporte o distribución, tienen como función la venta de energía eléctrica a los consumidores y a otros sujetos según la normativa vigente.

Más información:
Para conocer más sobre el funcionamiento del sector eléctrico y las cifras relevantes, consulte Boletín mensual de Red Eléctrica de España

Normativa Básica

Peajes de acceso a las redes de transporte y distribución y cargos asociados a los costes del sistema

La Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico, determina que los costes del sistema serán financiados mediante los ingresos del sistema eléctrico que comprenderán:

· Los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución satisfechos por los consumidores y los productores y los agentes por las exportaciones de energía a países no comunitarios, destinados a cubrir la retribución del transporte y la distribución.

· Los cargos que se establezcan para el pago de las otras partidas de costes que no sean cubiertas por otros ingresos, como el régimen retributivo específico de la actividad de generación a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración de alta eficiencia y residuos, la retribución del extracoste de la actividad de producción en los sistemas eléctricos en los territorios no peninsulares con régimen retributivo adicional, la retribución asociada a la aplicación de mecanismos de capacidad y las anualidades correspondientes a los déficit del sistema eléctrico, con sus correspondientes intereses y ajustes.

El artículo 16 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, establece que compete a la autoridad regulatoria, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la aprobación de la metodología de peajes de acceso a las redes de transporte y distribución, la estructura y los valores concretos de los mismos; correspondiendo al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la aprobación de la estructura de los cargos, su metodología y sus valores.

La metodología de peajes de transporte y distribución fue aprobada por Circular 3/2020, de 15 de enero, de la CNMC, estableciendo la nueva estructura de peajes.

Por su parte, la metodología para la determinación de los cargos asociados a los costes del sistema eléctrico ha quedado establecida en el Real Decreto 148/2021, de 9 de marzo, por el que se establece la metodología de cálculo de los cargos del sistema eléctrico.
La estructura de peajes se replica en los segmentos tarifarios de los cargos, tal y como se muestra a continuación:

CARACTERÍSTICAS DEL SUMINISTRO PEAJE T&D SEGMENTOS TARIFARIOS DE CARGOS
Baja tensión ≤ 15kW
2.0 TD
1
Baja tensión > 15kW
3.0 TD
2
Alta tensión entre 1kV y 30kV
6.1 TD
3
Alta tensión entre 30kV y 72,5kV
6.2 TD
4
Alta tensión entre 72,5kV y 145kV
6.3 TD
5
Alta tensión > 145kV
6.4 TD
6

Estas nuevas metodologías presentan las siguientes características:

· Todos los consumidores con peaje 2.0TD (que incluye los domésticos) pasan a tener discriminación horaria de tres periodos en el término de energía de la parte regulada de la factura: punta, llano y valle. En el término de potencia la discriminación es de dos periodos: valle y punta.

· Transitoriamente hasta el año 2025, hay unos peajes y cargos específicos para puntos de recarga de vehículos eléctricos de acceso público con potencia contratada superior a 15 kW:

– Peaje 3.0 TDVE (segmento tarifario 2VE de cargos) para puntos de suministro en baja tensión (<1kV) y potencia contratada superior a 15 kW.

– Peaje 6.1 TDVE (segmento tarifario 3VE de cargos) para puntos de suministro en alta tensión y potencia contratada superior a 15 kW.

Los precios de los peajes se han aprobado por la Resolución de 18 de marzo de 2021, de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, por la que se establecen los valores de los peajes de acceso a las redes de transporte y distribución de electricidad de aplicación a partir del 1 de junio de 2021.

Los precios de los cargos se han establecer mediante orden. Para el periodo 2021, dichos precios se han recogido en la Orden TED/371/2021, de 19 de abril, por la que se establecen los precios de los cargos del sistema eléctrico y de los pagos por capacidad que resultan de aplicación a partir del 1 de junio de 2021.

Contratación y suministro

El suministro de energía eléctrica constituye un servicio de interés económico general, correspondiendo al Gobierno y a las Administraciones Públicas la regulación y el control de las actividades destinadas al suministro de energía eléctrica.

En relación con su suministro de energía eléctrica, el consumidor debe elegir, en cada punto de suministro, entre las siguientes opciones:

1. Contratar la energía con un comercializador y el acceso a las redes de transporte y distribución y los cargos que se establezcan a través del comercializador. Realmente, el contrato de acceso a las redes de transporte y distribución se realiza entre el consumidor y el distribuidor. En esta opción, el comercializador actúa como mandatario del consumidor.

2. Contratar por separado el suministro de energía (con un comercializador) y el acceso a las redes de transporte y distribución y los cargos que se regulen (con el distribuidor que corresponda

3. Comprar directamente la energía en el mercado de producción y contratar el acceso a las redes de transporte y distribución y los cargos que se regulen con el distribuidor que corresponda.

Todos los consumidores tienen derecho a contratar su energía en mercado libre, pero solo los consumidores con una potencia contratada menor o igual a 10 kW tienen, además, la opción de contratar su energía en mercado regulado.

En el mercado libre, el comercializador y el consumidor pactan libremente las condiciones de su suministro.

El listado de todas las comercializadoras está disponible en la página web de la CNMC.

En el mercado regulado, el consumidor únicamente puede contratar Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) con las denominadas comercializadoras de referencia.

¿Sabías que…?

· Todo punto de suministro está identificado con un código único, el CUPS (Código Universal de Punto de Suministro). Este código figura en cada factura de electricidad.

· Para cada CUPS, el consumidor debe formalizar un contrato de acceso de terceros a la red (contrato ATR), directamente con el distribuidor o a través de su comercializador.

· El consumidor debe adquirir la energía para su propio consumo. Es decir, el titular del punto de suministro debe ser el usuario efectivo de la electricidad, por lo que un consumidor que se encuentre en situación de alquiler deberá ser el titular del punto de suministro, con independencia de quién sea el titular del domicilio en el que reside.

· Un consumidor sólo puede vender la energía si es para la prestación de servicios de recarga energética de vehículos.

· El consumidor que adquiere directamente la energía en el mercado se denomina consumidor directo en mercado. Los consumidores directos en mercado deben cumplir una serie de obligaciones relativas al pago de sus adquisiciones y a la interposición de garantías.

· Los consumidores tienen derecho a realizar al menos un cambio de potencia cada 12 meses.

· Los consumidores que tengan contratado menos de 15 kW de potencia y dispongan de un contador que permita la discriminación horaria y la telegestión pueden contratar la potencia en múltiplos de 0,1 kW.

 

*Fuente: Gobierno de España. Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico